Muy parecido a la realidad.
No son ni mis ojos, ni mis manos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada