Suspicaz, lanza arengas en gritos y miradas de cuchillos, desenvaina las palabras contra desconocidos, sujeta las manos de sus victimas, se le ve acompañado por animales que grotescos atacan en la alucinación a la menor sensación de amenaza en su paranoia y desvisten bestias con mil ojos arácnidos, toman entre las manos el semen de el para derretir los metales de espadas cianuradas, es la famosa pandilla que socorre ancianas de esas que salen desubicadas de los bingos y luego las usan de abono y alimento en sus sembrados de sicotropicas plantas carnivoras, traten ustedes fumarse un porro con una planta dispuesta a usar los dientes. Sus amantes, silenciosas son y le recuerdan desde las sombras lo peligroso de la luz.

2 comentarios:

Djuna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fenix dijo...

Horizonte oscuro, horizonte blanco, el frio y el calor no se deben separar de maneras tan abruptas, se razgo el espacio tiempo y las estrellas jovenes aun no han visto un mapa del universo, la cerveza se convierte en galaxia, mandelbrot quiere regar esa porcion de cebada en una espalda para experimentar un fractal etilico.

Publicar un comentario en la entrada